Galeria

LABERINTO

…lo estremeció la revelación deslumbrante de que la loca carrera entre sus males y sus sueños llegaba en aquel instante a la meta final. El resto eran las tinieblas. «Carajos», suspiró. «¡Cómo voy a salir de este laberinto!»
– Gabriel García Márquez, El General en su laberinto

Obras de la Colección
  • Labyrinth II
  • Presencia
  • Curvas